Sanciones fuertes para evitar la impunidad en actos de corrupción: Dr. Roldán Xopa



Imparte Roldán Xopa conferencia magistral en el marco del 20 aniversario del IEE

La corrupción representa el 30% del ingreso familiar

Chihuahua, Chih. - Para combatir la corrupción es necesario tener un sistema de sanciones fuertes que evite la impunidad, ese fue uno de los ejes que sostuvo el Dr. José Roldán Xopa en su ponencia “El Régimen Electoral y su relación con el Sistema Anticorrupción”, impartida en el marco del 20 aniversario del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Chihuahua.

Y no basta cualquier sanción, recalcó el conferencista, sino tienen que ser sanciones suficientemente fuertes que impongan mayores costos que los beneficios que se obtienen con los actos de corrupción. “Si las sanciones son menores que beneficios, entonces sería una especie de autorización y licencia para seguir cometiendo los actos de corrupción, y por lo tanto seguirá habiendo impunidad”, indicó el profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Una parte importante de la corrupción tiene que ver con pagos posteriores respecto a compromisos previos y ahí es donde tenemos que ver al sistema electoral, planteó el conferencista.

“Se trata de los compromisos que se adquieren en campaña electoral para efectos de pagos posteriores cuando ya se obtiene el poder, y es aquí donde se altera la funcionalidad del buen gobierno”, ilustró Roldán Xopa el fenómeno de la corrupción política y su relación con las elecciones.

Al inicio de la ponencia, Roldán Xopa presentó un dato que ilustra el tamaño del problema: un reciente estudio Transparencia Mexicana sobre la percepción de cuánto nos cuesta la corrupción en la Ciudad de México, arrojó que representa el 30% del ingreso de una familia, por lo que, si se abatiera la corrupción, se elevaría el poder adquisitivo de las familias y su calidad de vida.


Como referencia, señaló que los países que tienen mejor calidad de vida (mejor salud, educación, servicios públicos) son aquellos que aprovechan de mejor manera su riqueza pública, y los derechos humanos se viven y no están solamente en letra en una hoja de papel. “Esto tiene que ver directamente con la selección de gobernantes y también con el ejercicio del gobierno”, puntualizó.

Enseguida planteó la pregunta: ¿De qué manera se relaciona el proceso electoral político y el Sistema Nacional Anticorrupción?

En respuesta, expuso lo siguiente: Para combatir la corrupción es necesario tener un sistema de sanciones que evite la impunidad. Por lo tanto, señaló, es necesario aumentar la eficiencia en los mecanismos de combate, integrar expedientes suficientemente sólidos que puedan satisfacer las garantías del debido proceso y que puedan ser motivo de sanciones impuestas por tribunales autónomos, independientes y confiables, y que estas sanciones sean suficientemente fuertes para disminuir comportamientos de corrupción.

Por sanciones suficientemente fuertes se entiende aquellas que impliquen mayores costos, que beneficios obtenidos con los actos ilícitos.  

“La impunidad se presenta cuando sigue habiendo mayores beneficios, que los costos que se imponen, por lo que es muy importante ver cómo se cuantifica la sanción y recuperar el recurso público”, indicó el conferencista.

Pero la sanción por sí sola no basta, advirtió el Dr. Roldán Xopa, mencionando otros dos elementos necesarios: la posibilidad de prevenir y de corregir. 

Asimismo, planteó la importancia de aplicar la inteligencia institucional y coordinación entre los distintos órganos - Fiscalías, Secretarías de la Función Pública, Institutos de Acceso a la Información Pública y Transparencia, organismos de fiscalización federal y local, órganos jurisdiccionales, y también consejos ciudadanos – para aprovechar la información que poseen y así poder prevenir y, en su caso, corregir el problema. 

Para ello, recalcó, hay que crear el Mapa de Riesgos de la administración pública, en el cual se identifican sectores que pueden ser más propensos o factibles para la comisión de actos de corrupción, por ejemplo, las áreas de compras, obras públicas, aquellas donde se manejan recursos públicos, donde se toman actividades discrecionales. “Todas esas zonas se tienen que vigilar con más rigor”.

Roldán Xopa hizo una precisión importante: la corrupción no significa solamente actos individuales, tiene que ver con el contexto que la propicia: No es solo el problema de la manzana, sino de la canasta. “De modo que no basta con sacar la manzana podrida, si no revisamos la canasta, porque quizá la canasta puede ser un elemento que propicie y favorezca la corrupción. La corrupción no solo se hace de manera individual, sino que tiende a darse en redes”. 

La conferencia se desarrolló ante un nutrido público del sector académico, político, gubernamental, comunidad universitaria, representantes de órganos electorales y medios de comunicación. Al término de la ponencia, el consejero presidente del IEE, Arturo Meraz González, en nombre del Instituto, entregó un reconocimiento al Dr. José Roldán Xopa, por su valiosa aportación en conocimiento y reflexión sobre los temas de interés público y de cara a las elecciones concurrentes del 2018.